Corrosión

by aceromundo in Arquitectura | 0 comments

¿QUÉ ES LA CORROSIÓN EN EL ACERO?

La corrosión en el acero y en otros metales, no es más que el desgaste que sufren los metales por la continua exposición a los factores climáticos o externos que hacen de las suyas alterando la composición eléctrica del metal y logrando así que se deterioren las moléculas y partículas, con lo que terminará por hacerse una completa destrucción de las propiedades físicas de fuerza y resistencia que el metal ofrece, siendo ahora débil y nada resistente a la tensión y a la exposición que debe soportar este tipo de estructuras a cualquier construcción.

 

¿Cómo combatir la corrosión en el acero?

Para evitar la corrosión del acero, se hace necesario tener materiales que tengan desde su puesta en la construcción o el lugar en donde cumplirán alguna función, un baño de metales que eviten este tipo de males en su estructura, tal y como lo hace el zinc o el aluminio, con lo que se impide que el agua o los ácidos corrosivos ingresen a la estructura interna del metal y debiliten sus características físicas de resistencia y gran poder.

Algunas ventajas de tener un sistema para combatir la corrosión en el acero incluyen el ofrecer una protección galvánica de alta calidad, actuar como pasivador de la base del acero, evitar la oxidación como imprimante y sellarlo para ofrecer una poderosa barrera impermeable, con lo que se mejoran las funciones del metal y se obtiene un sistema mucho más fuerte que realmente cumple con la finalidad de un material tan poderoso con el acero.

 

Técnicas adicionales para evitar la corrosión en el acero

Además de los recubrimientos con otros metales resistentes a la corrosión existen otras técnicas que te pueden ayudar a hacer que tus estructuras en acero resistan más el paso del tiempo y la acción del agua y el clima, siendo estas mucho más fuertes si se tiene en cuenta que el acero no es un metal indestructible y que a pesar de ser muy fuerte y resistente no soporta todos los embates que el exterior ofrece ya que es un metal como cualquier otro cuando se habla de oxidación y de deterioro.

El uso de aceros inoxidables, es sin duda una de estas soluciones o técnicas que pueden alargar la vida de cualquier estructura o de los metales en sí, ya que este tipo de acero está fabricado para soportar mucho más los factores externos que pueden dañar la estructura y composición interna del mismo.

El utilizar una barrera entre el acero y el medio, es una opción excelente, ya que con la aplicación de materiales no metálicos y malos conductores de la electricidad que se puede generar una barrera genial para proteger el metal, así con la aplicación de grasas y aceites, betunes o alquitranes, epóxicos y teflón, o vidrio, hormigón y cerámica, se garantiza que el metal no está en contacto directo con el ambiente y que la corrosión en el acero no será visible y no se hará presente tan pronto en tus estructuras.

Tags: ,