Galvanizado o Metalización

by AceroMundo in Arquitectura | 1 comments

ELIJA GALVANIZADO O METALIZACIÓN EN EL ACERO

Recubrir las superficies de acero con un material como el zinc fundido o bien la combinación de zinc y aluminio podría alargar la durabilidad de sus estructuras.

La corrosión siempre está presente en los materiales, sobre todo en el hierro, y eso expuesto a condiciones climáticas ya sea urbanas o marinas tiene a degenerar rápidamente los materiales.

La solución está en sus manos, y es que usando galvanizado o metalización en el acero usted puede proteger los materiales, alargar su vida útil, y además de todo obtener un diseño estético superior.

Conociendo sobre galvanizado o metalización en el acero.

Consiste básicamente en recubrir las superficies con zinc y aluminio, pero si esta aplicación se hace por medio de partículas fundidas podemos decir que es un proceso de metalización.

Esa es una forma muy buena para conseguir un recubrimiento excelente en espesores que pueden ser entre 100 y 250µm.

Por otro lado, el proceso conocido como galvanización o galvanizado por inmersión caliente consiste básicamente en un tratamiento previo a la superficie de acero, para luego sumergirlas en tintas de zinc fundido que debe estar aproximadamente a 450 grados centígrados.

Con ello, se puede conseguir una unión metalúrgica entre el material, es decir el hierro, y el zinc, lo que conlleva a la formación de varias capas, lo que varía la proporción de la aleación de ambos metales.

Esto es un revestimiento que tiene una alta resistencia a la corrosión, es decir, que también la protección catódica que brinda como por la protección de barrera.

Los espesores siempre dependen del tiempo que dure la inmersión, pueden variar entre 25µm en cuanto a clapas planas, y entre 75 y 125µm para piezas no planas de acero.

Galvanizado o metalización en el acero: lo que debe tener en cuenta

Para diseñar una solución que involucre protección por medio de galvanización en caliente, es importante tener en cuenta algunos aspectos que son considerados de gran importancia.

Por ejemplo, es importante conocer las limitaciones que puede haber en cuanto a el tamaño de las cubas de galvanización que hay disponibles en la región del proyecto, pues eso determina las dimensiones máximas de las piezas que se disponen para el proceso de galvanizado.

También, es importante tener en consideración que las conexiones de las piezas galvanizadas por inmersión en caliente se hagan por medio de pernos, eso con el fin de evitar soldaduras que gracias a la temperatura de la fusión puedan dañar la protección.

Por otro lado, se recomienda evitar al máximo cantos y ángulos muertos, también, es importante el escurrimiento del zinc fundido, eso, por medio de perforaciones y destajes en las zonas que se consideren más críticas.

Finalmente, en caso de los tubos, u otros elementos cerrados, se debe perforar el extremo opuesto a la zona de inmersión inicial, eso con el fin de permitir la liberación de los gases que se acumulan en durante todo el proceso.

Por último, pero no más importante, debemos resaltar la excelente calidad de este producto, un material con mucha calidad que no presenta desprendimiento del galvanizado y que además esta protegido contra la corrosión, lo que ofrece una protección especial.

Tags:

Article Comments

  1. Avatar Dhenz says:

    Es una idea fante1stica para vestir una mesa de prriavema y de frescura… tengo los maceteros galvanizados de Ikea en la repisa de una ventana de la cocina que da al jardedn, pero los medos son tres juegos de tres maceteros unidos en fila. Quedan de fe1bula…Besoste y feliz deda :O)

Leave a Reply

Tu correo no será publicado.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>